2.3.47.2, 2017-10-10 18:26:25

Tecnología

La tecnología como apuesta por la calidad de vida

En pocos años la ciencia ha mejorado el ocio y la comodidad del usuario y, sobre todo, ha permitido salvar vidas.

24 agosto, 2018

Post anterior La realidad virtual como tratamiento by Volkswagen Siguiente post La tecnología del futuro más próximo by Volkswagen

La tecnología, la robótica, la inteligencia artificial, son campos en continuo avance y progreso en una sociedad con sed de futuro. En pocos años la ciencia ha mejorado el ocio y la comodidad del usuario y, sobre todo, ha permitido salvar vidas.

Pese a que parte de la población, seguramente por desconocimiento, vea con recelo el progreso tecnológico, lo cierto es que los avances en todos los sectores de la ciencia han sido más positivos que negativos. La clave está en hacer uso adecuado de cada uno de ellos.

Silvia Leal, asesora de la Comisión Europea en competencias digitales afirma: “Un marcapasos es tecnología en nuestro cuerpo que resuelve un problema de forma artificial. Y, de hecho, aunque nuestro móvil no está cosido a la piel, vive pegado a nosotros la mayoría del tiempo y nos permite organizar parte de nuestra memoria y mejorar nuestras capacidades.”

Otro ejemplo, es la laparoscopia, la técnica quirúrgica mínimamente invasiva que ha permitido que un gran número de operaciones puedan realizarse mediante incisiones de apenas 1 centímetro que facilitan la recuperación del paciente tras la intervención y, además, reducen las marcas visuales posteriores propias del proceso.

No solo la medicina, también la automoción, la telefonía y muchos otros campos se han visto beneficiado de la evolución tecnológica.

Ejemplo de ello son ciudades inteligentes, con Ginebra a la cabeza, según el Smart Cities Index 2017 de EasyPark, que integran la innovación como eje vincular de habitabilidad y convivencia y buscan potenciar ámbitos como la conectividad de los usuarios en la ciudad o la gestión del tráfico. En este contexto, la evolución automovilística es clave. Ésta opta también por avanzar por caminos óptimos tanto para favorecer una conducción adaptada a las necesidades de todo tipo de usuarios como para luchar contra el cambio climático; la investigación en vehículos eléctricos, híbridos o autónomos son prueba de ello.

A fin de cuentas, son muchos los avances que han experimentado los diferentes tipos de tecnología existentes y un uso racional de ellos contribuye a una mejor calidad de vida de las personas.