2.3.47.2, 2017-10-10 18:26:25

Inteligencia Artificial

Las perspectivas de la inteligencia artificial

¿Puede un robot llegar a tener las mismas cualidades que un ser humano?

30 julio, 2018

Post anterior Las mejores APPs para moverte por la ciudad by Volkswagen Siguiente post Los proyectos más punteros de la realidad aumentada by Volkswagen

¿Puede un robot llegar a tener las mismas cualidades que un ser humano? ¿Puede su mente ser incluso más perfecta que la de una persona? Son muchas las preguntas que surgen entorno a la inteligencia artificial y su potencial real.

Según apuntan los investigadores, la inteligencia artificial no ha llegado todavía a su madurez absoluta; se trata de un campo sujeto a investigación y desarrollo constante. Una de las partes más novedosas de esta tecnología en la actualidad es el “aprendizaje profundo”; una técnica estadística que permite a los ordenadores identificar palabras humanas y rostros. ¿Cómo? Mediante el procesamiento de grandes cantidades de informaciones relacionadas, los algoritmos consiguen una mayor precisión en sus resultados.

Aun así, estos ordenadores no son aún capaces de emular la mente humana, puesto que se limitan a interpretar informaciones basándose en la base de datos acumulada durante el aprendizaje. Ello comporta que, cuando reciben estímulos cuya información esencial ha sido alterada, confundan el significado; el software no puede crear significado por sí mismo porque no tiene capacidad de razonamiento ni sentido común.

Con todo, diferentes grupos de investigadores se proponen ahora abordar las asignaturas pendientes de la inteligencia artificial actual. Lo cual, aseguran, no significa ir en contra de ésta sino incorporarla con la voluntad de ampliar sus límites.

En definitiva, la inteligencia artificial es un campo relativamente nuevo, una  trayectoria corta pero intensa, pues cuenta ya con un gran abanico de aplicaciones desde el campo de la medicina hasta el de los vehículos autónomos, por ejemplo. Abanico que podría crecer, en un futuro, gracias al incesante anhelo de superación por parte de los científicos.