2.3.47.2, 2017-10-10 18:26:25

Innovación

¿Para qué sirven los datos en una Smart city?

¿Qué función cumplen los datos dentro de una ciudad inteligente?

22 febrero, 2018

Post anterior ¿Cuáles son los componentes de un coche eléctrico? by Volkswagen Siguiente post ¿Qué tipo de objetos se encuentran dentro de una Smart home? by Volkswagen

Una de las características principales del modelo Smart city es la gestión y aplicación de datos para facilitar la vida de los ciudadanos, así como para fomentar la eficacia de la ciudad. En este contexto, el concepto ‘datos’ se refiere a grandes cantidades de información acerca de una zona que se recopilan a través del uso de redes sociales, tarjetas de transporte público, Internet, sensores y otros dispositivos varios. Pero, ¿qué función cumplen los datos dentro de una ciudad inteligente?

Aportan transparencia al sector público: Una prioridad de una Smart city es poner la mayor cantidad posible de datos públicos al alcance de las personas, una iniciativa que suele desarrollar el gobierno local mediante la creación de una plataforma digital accesible por cualquiera con una conexión a Internet. De este modo, ciudadanos y empresas pueden consultar archivos digitales para obtener información con la que poder desarrollar proyectos tanto personales como profesionales.

Habilitan infraestructuras inteligentes: Semáforos, parkings, lámparas, e incluso carreteras inteligentes son algunos de los elementos de la ciudad que se han visto transformados por la tecnología inteligente. Funcionan mediante sensores digitales que se encargan de una recopilación de datos exhaustiva sobre lo que ocurre en el entorno. Junto con la comunicación con el resto de la red infraestructural de la ciudad, estos datos permiten alcanzar un alto grado de eficiencia. Por ejemplo, un semáforo inteligente es capaz de dar prioridad a un autobús si sabe que va con retraso respecto al horario establecido.

Regulan el volumen de tráfico: La convivencia entre coches convencionales y automóviles autónomos depende hasta cierto punto de los datos que estos vehículos se transmiten entre sí. A su vez, los coches conectados se comunican también con calles y carreteras inteligentes para obtener información acerca del estado del tráfico, las condiciones meteorológicas o los puntos de interés cercanos.

Con todo, los datos sirven para combatir diversos retos que presenta la transformación hacia el modelo Smart city. En su conjunto, los diferentes usos que se hacen de ellos permiten demostrar un compromiso con el ciudadano, ya sea a través de un sector público más transparente, unas infraestructuras más eficientes, o un control del tráfico más eficaz.