2.3.47.2, 2017-10-10 18:26:25

e-Mobility

Puntos de carga para el coche eléctrico

Detallamos tres maneras de recargar un vehículo eléctrico.

22 febrero, 2018

Post anterior Protagonistas del Mobile World Congress 2018 by Volkswagen Siguiente post Realidad virtual, aumentada o mixta by Volkswagen

Uno de los elementos que diferencia a un coche eléctrico es que, en vez de quemar combustible, funciona mediante motores eléctricos. Es por ello que la estructura del coche incorpora baterías recargables, obligando al conductor a acudir cada cierto tiempo a un punto de carga. Pero, ¿y si fuese al revés? ¿Y si la carga se pudiera transportar allá donde esté el conductor? Se trata de una posibilidad que actualmente se encuentra en desarrollo. La recarga eléctrica vía dron se sumaría así a otras formas más tradicionales de hacerlo, como desde casa o en estaciones dedicadas. A continuación, detallamos tres maneras de recargar un vehículo eléctrico:

Desde casa: La carga normal, que aporta menos velocidad al proceso que la carga semi-rápida o la carga rápida, se puede realizar desde el mismo garaje de casa. Para ello se necesita un enchufe doméstico y un cable incorporado, aunque también es posible utilizar un cargador configurable para aumentar la potencia contratada desde casa.

En una estación dedicada: Para llevar a cabo la recarga fuera de casa, lo más común es consultar la red de puntos de recarga de la zona y acudir a una de las estaciones de carga eléctrica. Cada vez son más las ciudades que priorizan el desarrollo de una infraestructura compatible con el uso del vehículo eléctrico, resultando a su vez en una extensión de la red local de puntos de carga eléctrica.

Vía dron: Lo último en formas de recarga para coches eléctricos es un dron que se traslada a la ubicación solicitada por el conductor para llevar a cabo el proceso de recarga allá donde esté. La idea es que el servicio se gestione mediante una aplicación y esté disponible en el futuro próximo. Para el conductor, se trataría de la solución perfecta en caso de quedarse sin batería del coche en un lugar remoto.

Es cierto que enchufar un coche eléctrico a una red eléctrica es la única manera de recargar el vehículo. No obstante, existen variaciones en el cómo, el dónde, y el cuándo. También es posible que pronto haya novedades en este campo, incluyendo la posibilidad de llevar a cabo el proceso de recarga vía dron.