2.3.47.2, 2017-10-10 18:26:25

Tecnología

Realidad virtual, aumentada o mixta

Diferencias entre realidad virtual, aumentada y mixta

05 enero, 2018

Post anterior Los proyectos más punteros de la realidad aumentada by Volkswagen Siguiente post Repasamos las principales tendencias del año en automóviles by Volkswagen

Actualmente existen tres tipos principales de tecnología que permiten cambiar, ampliar o transformar la realidad tal y como la vemos: la realidad virtual, la realidad aumentada, y la realidad mixta. Pero no resulta fácil distinguir entre ellas, especialmente porque sus dispositivos todavía no han llegado a las masas y por tanto es común no haber probado este tipo de tecnología. A continuación, detallamos las características de cada una y explicamos cómo se aplican al campo de la movilidad:

Realidad virtual: este tipo de tecnología suele funcionar a través de gafas con pantalla y auriculares especiales. El uso de ambos permite vivir una experiencia sensorial que afecta a todos los sentidos, consiguiendo que el usuario se sumerja por completo en un mundo virtual. El campo visual queda aislado de la realidad, mientras que aquellas cosas que sí se ven dependen de sensores para, por ejemplo, girar el paisaje cuando el usuario gira la cabeza hacia un lado. Entre sus usos prácticos se encuentra la conducción virtual, la cual ofrece diversas posibilidades que van desde jugar a un videojuego de carreras hasta probar un coche antes de comprarlo.

Realidad aumentada: también conocida como AR, se caracteriza por una fusión entre elementos reales y digitales. Por ello, el usuario puede observar objetos o leer información sin dejar de ver lo que tiene a su alrededor. En el mundo de la conducción, se ha aplicado en forma de una interfaz que, ubicada en el parabrisas del coche, permite ver la carretera a la vez que muestra información de interés para el conductor, por ejemplo mediante el desempeño de funciones propias de un GPS.

Realidad mixta: por último, existe la combinación entre realidad virtual y realidad aumentada mediante aparatos de realidad mixta. Se trata de dispositivos (cascos o gafas) que permiten al usuario sumergirse en la realidad virtual u optar por la realidad aumentada, a diferencia de otros que sólo están equipados con una de las dos tecnologías. Además, es posible combinar ambas, interactuando con objetos reales en el contexto de un mundo digital. Con todo, distinguir entre los tres tipos de tecnología no resulta fácil porque las diferencias pueden ser sutiles. Aun así, sus nombres sirven como pista para clasificar las tres variantes: la virtual es la que sumerge al usuario, la aumentada es la que amplía la realidad, y la mixta es una mezcla entre ambas.