2.3.47.2, 2017-10-10 18:26:25

Innovación

Smart City Series: Copenhagen

Primer capítulo de la Smart City Series que repasa las novedades de las ciudades más avanzadas en gestión inteligente.

14 enero, 2018

Post anterior Semáforo inteligente, ¿qué es y para qué sirve? by Volkswagen Siguiente post Vehículos eléctricos en el aire: del dron taxi al avión by Volkswagen

Hoy arrancamos el Smart City Series, una mini colección de artículos dedicados a las ciudades más avanzadas en la gestión inteligente del ámbito social, político y medioambiental. Con su primera posición en el ranking Smart Cities Index 2017, Copenhagen ha demostrado ser una referencia mundial para la gestión urbana más innovadora. Pero ¿cuáles son los elementos que ha conseguido convertirla en una ciudad inteligente modélica?

Colaboración entre sectores: en Dinamarca, la facilidad con la que el sector público y el privado interactúan se puede atribuir a dos factores principales. El primero es la gran cantidad de start-ups presentes en la ciudad, lo cual brinda numerosas oportunidades de inversión para empresas públicas. Por otro lado, un alto nivel de participación ciudadana en temas de planificación urbana forma parte de la cultura y tradición del país.

Incubadora de soluciones inteligentes: el Copenhagen Solutions Lab es la entidad encargada de impulsar proyectos que tienen como objetivo explorar nuevas tecnologías inteligentes y su introducción en el día a día de la ciudad. Mediante esta iniciativa se han desarrollado ideas que van desde el uso de aplicaciones blockchain en el sector de la energía hasta una plataforma digital abierta al público que recoge datos relacionados con el tráfico, la infraestructura o las actividades culturales de la ciudad.

Inversión extranjera: son numerosas las ayudas disponibles para compañías internacionales interesadas en extender su actividad hasta la ciudad danesa. Los servicios de consultoría de alta calidad y el fácil acceso a datos de interés se suman a factores domésticos que hacen de Copenhagen un lugar muy atractivo para multinacionales del sector de la tecnología inteligente. Estos incluyen un mercado laboral flexible, talento altamente cualificado, y un bajísimo nivel de corrupción.

En su conjunto, estos elementos consiguen crear un ambiente favorable para el desarrollo de soluciones inteligentes. La tecnología se posiciona así en el centro de la gestión urbana con tal de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, haciendo de Copenhagen una de las más destacadas Smart Cities del planeta.