2.3.47.2, 2017-10-10 18:26:25

Innovación

Smart City Series: Tokio

Pese a ser una de las ciudades con mayor densidad de población del mundo, Tokio ha sabido adoptar diversas medidas que la han llevado a convertirse en una Smart City modélica.

22 mayo, 2018

Post anterior Smart City Series: Sídney by Volkswagen Siguiente post Smart City Series: Vancouver by Volkswagen

A dos años de los próximos Juegos Olímpicos, Tokio se prepara para ser anfitriona de uno de los eventos deportivos más internacionales que existen. Para ello, uno de los objetivos de la capital japonesa es continuar diseñando e implementando proyectos pensados para la ciudad inteligente, algo que el año pasado le valió el sexto puesto en el ranking mundial Smart Cities Index de EasyPark. ¿Cómo ha llegado Tokio a recibir este reconocimiento?

Fomentar la innovación: En apoyo a startups y pymes, la ciudad cuenta con varios programas orientados a impulsar la inclusión de las últimas tecnologías en el ámbito profesional. El objetivo es revitalizar el comercio mediante el uso, por ejemplo, del Internet de las Cosas. Por otro lado, se espera que el apoyo a iniciativas que apuestan por la innovación pueda ayudar a expandir negocios locales hasta convertirlos en proyectos internacionales.

Iluminación LED: La ciudad anima a todos los ciudadanos a reemplazar la iluminación tradicional por luces LED. Se pueden instalar tanto en viviendas particulares como en oficinas, edificios y fábricas. Una de las medidas para inspirar el cambio en este sentido es el uso de luces LED en instalaciones metropolitanas alrededor de la ciudad. Otra consiste en proporcionar bombillas LED a cambio de bombillas incandescentes en tiendas de electrónica. 

Despejar las calles: Otra de las iniciativas consiste en reducir el número de postes de electricidad que aglomeran las calles con cables electrónicos y telefónicos. Para ello, se han desinstalado postes de electricidad por toda la ciudad y se ha prohibido la instalación de nuevos postes. La razón principal tras esta acción es la seguridad, ya que una cantidad elevada de cables que se alzan sobre las calles puede dificultar la recuperación tras un desastre natural como un terremoto. 

Pese a ser una de las ciudades con mayor densidad de población del mundo, Tokio ha sabido adoptar diversas medidas que la han llevado a convertirse en una Smart City modélica tanto para la región como para el mundo entero. Además, la capital promete seguir por el camino del desarrollo inteligente hasta las Olimpiadas de 2020 y más allá.