2.3.47.2, 2017-10-10 18:26:25

e-Mobility

Variantes de coches ecológicos

Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) el consumo de vehículos ecológicos aumentó un 80% en 2017

07 agosto, 2018

Post anterior Una nueva realidad: los coches GNC by Volkswagen Siguiente post Vehículos eléctricos en el aire: del dron taxi al avión by Volkswagen

Bien sea por las restricciones de tráfico que las grandes ciudades han impuesto paulatinamente o simplemente porque la población ha ido tomando conciencia con el paso de los años de la importancia de cuidar el planeta, lo cierto es que las alternativas al automóvil convencional han aumentado de forma incesable en los últimos tiempos. De hecho, y según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el consumo de vehículos ecológicos aumentó un 80% en 2017.

Actualmente, el abanico de posibilidades para desplazarse de forma respetuosa con el medioambiente es cada vez mayor. A continuación repasamos algunos de los más tendenciosos:

Híbridos: son los vehículos mejor posicionados en el mercado de coches ecológicos. Esto se debe, principalmente, a su mecanismo de doble depósito. Éste reduce la huella medioambiental evitando la posibilidad de que el vehículo se quede sin batería en viajes largos; su motor principal se alimenta de batería, sin embargo, cuando ésta se termina, se acciona el segundo depósito, provisto de gasolina, hasta llegar cómodamente al siguiente punto de alimentación.

Eléctricos: cada vez es más fácil hallar puntos de carga para este tipo de vehículos, de hecho, ya no hace falta ir a un punto de repostaje, existe la posibilidad de instalar un cargador en casa. Resultan perfectos sobretodo en épocas de restricción porque no producen ni contaminación medioambiental ni acústica; son totalmente silenciosos.

Bi-Fuel: se trata de híbridos que combinan mecánicas de gas y gasolina. Dichos vehículos pueden alimentarse de Gas Licuado del Petróleo (GLP) o Gas Natural Comprimido (GNC). Además de reducir las emisiones, los propietarios de estos vehículos son premiados en grandes ciudades con descuentos tanto en el impuesto municipal de matriculación como en peajes.

A fin de cuentas, todos ellos se presentan como alternativas válidas y cómodas a la conducción convencional y aunque difieren en algunas de sus características, comparten tres: reducen el impacto medioambiental, son silenciosos y resultan más económicos a largo plazo.